La Santa y la Bruja. Dos premios nobel y una injusticia.

Desde pequeño siempre y como una coletilla, escuchaba el calificativo de Santa antepuesto a su nombre. Incluso cuando aún estaba viva.

Por este motivo nadie se sorprendió cuando la otorgaron en Nobel de la Paz. Por este motivo todo el mundo entendió como un paso lógico su beatificación (pese a que fue la más rápida de la historia de la Iglesia), incluso cuando sólo habían pasado 6 años de su muerte. Por eso nadie se lleva las manos a la cabeza al escuchar que el Papa podría canonizarle durante el 2016, incluso sin la existencia de un milagro y por el mero hecho de la aclamación popular. Esto es marketing y marketing fue su personaje.

La Santa, la Madre, la De Calcuta. Ninguna de estas tres cosas era, ni es a día de hoy, cierta.

Más de una voz se ha levantado mostrando su otra cara. La que nunca se vende, la que no interesa.

Durante una serie de Documentales de la BBC titulada “something beautiful for God” visitaron la casa de los moribundos de la Madre Teresa en Calcuta. El sitio era oscuro y no tenía prácticamente iluminación alguna, así que decidieron probar un nuevo film fotográfico de Kodak, que aún no habían testado. Tuvieron buena suerte, ya que a los dos meses cuando revisaron el material montado en la oficina de proyecciones, pudieron ver que se veía con todo tipo de detalles.

Mientras los cámaras interpretaron esto como un triunfo tecnológico, uno de los directivos lo interpretó como la luz que proyectaba la Hermana. Y es ahí donde comienza el mito.

Desde entonces entrevistas, donaciones, premios, reconocimientos, pero… ¿eran merecidos?

El icono era perfecto, una salvadora de occidente que cuida de los pobres del tercer mundo. Esta idea prendió como la pólvora. La Iglesia tenía un nuevo mito en vida, la televisión su primer milagro disponible y la bola de nieve comenzó a crecer y crecer.

Pero ¿es esto cierto?, ¿ha sido la heroína que nos han hecho creer? parece ser que cada vez hay más dudas.

Está registrado su trato con dictadores, fundamentalistas evangelistas, políticos, estafadores, princesas… como la de Gales, con quien realizó una excepción de sus planteamientos sobre el divorcio, y sobre todo, quedan patentes las quejas de muchas personas de su congregación. En especial una disidente que fue encargada de recibir las donaciones provenientes de todos los rincones del mundo, las cuales alcanzaron más de 50M$ y que no se utilizaban para crear hospitales, centros de salud o infraestructuras o para ayudar a los más desfavorecidos, sino que se utilizaban para crear más sedes de la congregación.

Ella veía la importancia en recoger a los moribundos, no en ayudarles o curarles. Era partidaria del sufrimiento. Eso sí, cuando ella se ponía enferma cogía un jet privado y ponía rumbo a Estados Unidos En su discurso al recibir el Nobel de la Paz dijo que el principal peligro que amenazaba la paz mundial, era el aborto.

Una mujer de ideas anacrónicas que triunfó en un mundo de mass media.

Ya en 1996 en la BBC, curiosamente donde se fraguó su leyenda, se analizaba su figura en un documental con el título : “Madre Teresa: El Ángel del infierno”

 

Ha sido una persona que ha contribuido al sufrimiento de la humanidad y a incontables muertes. Y sin embargo es un mito a punto de ser elevado a los altares.

Aunque cada día hay más voces y crónicas que intentar desmitificar su persona, gente que ha visitado esas casas de muerte que regentaba. Incluso hay un movimiento para detener la acción de esta congregación por, entre otras cosas, sus negligencias médicas

Esta es la injusticia de nuestro mundo.

En la otra cara de la moneda se encuentra Youyou Tu, la que se ha dado en catalogar como “bruja” en algunos medios ahora que ha sido la primera mujer china en recibir un Nobel, más concretamente, el de medicina.

La historia de ambas no sólo tiene un punto común en ser poseedoras del Premio Nobel, sino que también parte de un mismo punto de inflexión en el tiempo: 1.969.

Mientras que para la católica era el año en que se rueda el documental de la BBC, para la “alquimista” china fue el año en que recogió los frutos de cuando tuvo la idea de investigar hierbas medicinales de la tradición china descubriendo así la artemisinina.

Consiguió triunfar donde otros habían fracasado. Pero esto no fue un fruto fortuito, esto tuvo lugar tras un periplo personal que le llevó a visitar a varios expertos de la medicina tradicional china a lo largo y ancho del país. Recogió en un libro sus conocimientos, un compendio de remedios para la Malaria con 640 recetas, donde su equipo analizó más de 2.000 componentes e identificaron 380 extractos de hierbas que fueron probados en ratones.

Una vez descubierta la efectividad en ratones, ella misma fue conejillo de indias de su medicina en humanos.

Ella, con su remedio ha salvado y continúa salvando la vida a millones de personas, ha situado a la medicina tradicional china en un nuevo lugar y todo esto, desde la mayor lejanía de los focos mediáticos. Hasta el día de la entrega del Premio Nobel era una desconocida para la masa social china.

Así es el mundo en el que vivimos. Una heroína vive encerrada en su trabajo, luchando contra los elementos y arriesgando literalmente su vida por los demás, sin reconocimiento alguno. Mientras otra es ungida por los medios y la Iglesia como Santa, cuando su conducta es más bien reprobable.

Así es el mundo en el que vivimos. Este mismo post es un reflejo, donde ni una foto he subido de YouYou Tu.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Comment *