Proyectando el coche del futuro

El coche como hoy lo conocemos, tiene los días contados. El coche del futuro será probablemente eléctrico o de pila de hidrógeno o de cualquier otra innovación por llegar, mientras que la contaminación se verá reducida a cero, si no tenemos en cuenta el proceso de fabricación.

Por otro lado será más eficiente. Con esto no me refiero a la capacidad de recorrer más kilómetros con menos energía, que también, sino al ratio que supone tener que mover vehículos de más de una tonelada y en algunos eso sería poco decir, para normalmente llevar a un solo pasajero.

Por último, el coche el futuro se conducirá sólo, de eso no me cabe ninguna duda.

Diferentes propuestas sobre lo que podría ser el coche del futuro

Hay diversas propuestas interesantes sobre la mesa, pero todas giran aún en base en base al concepto de coche que hoy recorre nuestras calles. Es normal, ya que la estamos acostumbrados a evoluciones paulatinas, pero aquí vamos a hablar de la disrupción del concepto coche.

Esta es la propuesta de concept car que Mercedes mostraba al mundo hace unos meses.

En cuanto a propuestas de choche eléctricos, Tesla se lleva la palma. El mejor indicador de esto es que es a quien han copiado los chinos. Son además, quienes más están revolucionando el sector automovilístico a la espera de movimientos de otros grandes disruptores como son Google con su Google Car, quienes desde mi punto de vista se ocuparán de la gestión del software en los coches de otros fabricantes. Básicamente una adaptación de lo que supone Android al sector automovilístico. También habrá que esperar a ver qué tienen en mente empresas como Uber, quien probablemente apostará por un servicio de carsharing o los ases bajo la manga de la siempre misteriosa y hermética Apple.

Los retos para ser disruptivo en un entorno como el automovilístico

Más allá de las diferentes vías de evolución y propuestas de mercado, querría centrarme en un análisis de las necesidades futuras, que serán la base de lo que los diseñadores e ingenieros tendrán que afrontar para satisfacerlas.

Los coches pasarán a ser concebidos de otra manera. O bien como un medio de disfrutar de un estilo de vida, como avanzaba en mi artículo #carNomads, o como algo que literalmente me lleva y me trae. Una expansión portátil de mi oficina, de mi sala de estudio o del sillón donde me echo la siesta. Tendrán que ser por tanto cómodos, estar conectados y ser útiles.

Un concepto donde se combine comfort, usabilidad, independencia y concectividad convencería a muchos. Si ya pudiese ser modular sería perfecto.

Sobre el comfort y movilidad. Combinando el Orrb y el C1 para obtener el coche del futuro

En muchos casos el coche del futuro será unipersonal, dejando coches más grandes para el ‘carsharing‘ en trayectos ajenos al habitual, un viaje de fin de semana, un ‘road trip’ o las vacaciones.

Es difícil hablar de conceptos disruptivos, y siempre una imagen vale más que mil palabras o mejor un video 😉

Esto es el Orbb, una espacio dedicado al comfort.

Con el Orrb tenemos cubierta la parte de comfort. Pero hablando de coches hemos de dotarlo de movilidad y concebiendo a futuro, daremos por sentado la capacidad de conducción autónoma.

Pues bien, si queremos dotar de movilidad a nuestro concepto, que tiene como base el comfort, no hay mejor proyecto que el que nos ofrece Lit Motors con su C1. Una moto con chasis total y un sistema de equilibrio que hace que volcarla se convierta en un reto. Como decía, mejor veámoslo en video

Es posible reservarla por un precio de 24.000$ que espera ser reducido al coste de un utilitario una vez alcance la producción a escala.

Ahora si, tenemos un visión de las necesidades de los conductores y de los proyectos que combinados podrían cubrirlas.

¿Qué opináis, se parece esta propuesta a vuestra visión del coche del futuro?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Comment *