¿Quién soy yo?

Buena pregunta.

Llevo tratando de responderla desde el 11 de septiembre de 1982.

La búsqueda de esa respuesta me ha llevado desde mi Valladolid natal a diferentes rincones.

Estuve cerca de encontrarla un verano en Lanzarote, mientras tenía la opción de hundirme o disfrutar de esa isla mágica. Con la perspectiva que da el tiempo creo que tomé la decisión acertada.

No encontré la respuesta cuando cursaba Relaciones Laborales. Ni tras esa vez en una piscina, mientras hablaba con otro compañero del curso de socorrismo, momento en el que decidí comenzar Ciencias Empresariales.

Mi curiosidad sólo hacía que aumentar. Por aquellos entonces ya contaba con el que con el paso del tiempo se convirtió en mi mejor profesor. Google.

Seguí con ese periplo de búsqueda. Me llevó, de la mano de la Universidad, a Londres. Allí traté de buscar soluciones en inglés. Y más tarde a Florencia. Donde bajo el influjo del Síndrome Stendhal me perdí en su belleza.

Sentí de nuevo la llamada del sol, el buen clima y la gente cercana. Pensé que si alguna vez había estado cerca de contestar a esa pregunta sobre quién soy, había sido en Lanzarote. Pero esa vez elegí Las Palmas.

Pasó el tiempo y seguía sin encontrar esa respuesta. Cierto es que tenía más conocimiento de mi mismo. Pero eso implica más dudas también.

Volví a mis orígenes, donde traté de ahondar en mí mismo. Por aquel tiempo mi curiosidad se centró en la Promoción de Comercio Internacional. Lo que derivó en mi retorno a la ciudad del Támesis y mi posterior desembocadura en la Perla de Oriente.

Todo un choque cultural, eso es innegable. Supongo que de algún modo crecí. Pero a veces uno acaba escuchando la llamada del hogar. Aunque solamente fuese para confirmar que el embrujo de Shanghai me llamaba de nuevo.

A día de hoy y, tras volver por segunda vez de China, escribo estas líneas desde Zaragoza.

¿Qué hago aquí?

Quizás tratar de responderme o tal vez crear otra línea más en el libro de mi vida.

Con el paso del tiempo me he dado cuenta que lo importante no es quién seas, sino cómo seas.

Yo simplemente soy alguien que trata de ser Feliz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Comment *